Ahora en HD

lunes, 19 de octubre de 2015

El tatuaje qué más odio

Desaparecí con ella, desaparecí sin darme cuenta, palabra por palabra nos elevábamos al vacío, no había universo o algo conteniéndonos y volví a la realidad como saliendo del agua con palabras de mi otra amiga.

"¿Vas a pedir otra cheve?"

"Ahmmm... sí, sí, va"

Y cuando el mesero llegó noté que tenía el cierre abajo, no yo, el mesero. Y luego ya me di cuenta que yo también

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada