Ahora en HD

sábado, 25 de octubre de 2014

Gestos como signos de puntuación (Disculpas arregladas)

No la saludé, no hay excusas. Lo volvería a hacer, porque no me importó.

Pero por un momento de la nada gire mi cabeza 45 grados y nos vimos directo a los ojos, fue como haber disparado al vacío y haber acertado.

Me asusté, yo no giré mi cabeza, giró sola. Volví a ver al frente y desaparecí todo lo que estaba a mis lados y concentré mi atención en mi acompañante.

"¿Te traigo otro vaso de cheve?"

"Sí, pero apúrate ¿OK?"

Y en el camino le escupí al vaso. Igual, después nos besamos, no la pensé bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada