Ahora en HD

domingo, 24 de agosto de 2014

Historias que no pude terminar (Odio injustificado)

Entonces estábamos listos para asaltar ese banco. Ya llevábamos semanas observando, estudiando como se manejaban internamente, es mas sencillo de lo que parece. Basta con simplemente tener una cuenta en ese banco y platicar con el personal allí dentro ¿Conoces a alguien que trabaja en un banco? platica con él/ella y pregúntale como funciona todo. La información viaja muy rápido a través de las personas.

Y es más divertido porque en realidad nosotros no ocupábamos el dinero, no teníamos ningún motivo para asaltarlo más meramente diversion.

Entonces nos bajamos del auto mi amigo y yo. En el camino a la puerta del banco íbamos platicando sobre las mejores bandas de rock alternativo australiano.

Nos pusimos nuestras mascaras de luchador y entramos disparando una ronda de balazos al techo, sometimos al guardia muy fácilmente y mi amigo gritó con fuerza "Está todo bien, pero al próximo que se mueva le pondré la pistola en la cabeza y pintaré la pared con sus sesos" y un cajero gritó "Pinchis puñeteros eso se lo robaron de Fight club" y el guardia tirado dijo "A la verga culero, es cierto"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada