Ahora en HD

domingo, 10 de julio de 2011

Stuck in ways of sadistic joy

Estaba con mi papa viendo un partido de fútbol de México en una tarde como cualquiera. El traía un bote de cerveza en la mano y yo estaba comiendo cereal (porque no me gusta tomar con mi papa, ni usar drogas, nada, ni perico, ni marihuana, ni jugar Xbox) entonces en eso al minuto 90 del segundo tiempo un jugador de México hace una jugada increíble y mete gol de chilena asegurando la victoria. Mi papa grito "¡¡¡GOOOOOOOOOL!!! y volvió a gritar pero con más fuerza que la anterior "¡¡¡GOLAZO A LA VERGA!!! ¡¡¡PINCHI GOLAZO CABRÓN!!! ¡¡¡ALAVERGA!!!" y agarra la tele y la tira por la ventana haciendo volar cientos de pedazos de vidrios por la sala y después se empina la cerveza para aplastarla contra su cabeza. Seguidamente se detiene un momento y dice "¿Que acabo de hacer? No fui yo... No le digas a tu madre... Se enojara, le diremos que la tele brinco sola... ¿Es buena idea no? ¿Se te ocurre algo mejor? O no sabes que fuiste tú, fue tu culpa, estas incontrolable... Te mandare a una escuela militar, estas castigado todo un año, estas destruyendo a esta familia hijo de la chingada" y yo no dije ni una palabra, porque estaba impactado... fue un muy buen gol.

6 comentarios:

  1. pinche golazo la neta, aguante julio gómez :D

    ResponderEliminar
  2. Parece escena de malcom inthe middle

    ResponderEliminar
  3. Comiquísimo C: Y sólo por curiosidad, "¿pagaste los platos rotos?"

    ResponderEliminar
  4. No, al día siguiente mi papa se fuer a tirar en bungee. Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar